Fisioterapia Hipopresiva

La fisioterapia hipopresiva es beneficiosa para la tonificación de la faja abdominal y disfunciones del suelo pélvico.

La flacidez y la debilidad de nuestra faja abdominal, así como de la musculatura del suelo pélvico, es habitual en nuestra sociedad.
 
Dicha debilidad conlleva a múltiples problemas:

  • Aparato genitourinario de la mujer: incontinencia urinaria, dolores en las relaciones sexuales, prolapsos abdominales, etc.

  • Problemas de espalda: lumbalgias, rectificación lumbar.

  • Problemas de índole estética: barriga hinchada, flaccidez abdominal, distensión abdominal, y reducción de la cintura.

La gimnasia abdominal hipopresiva es un concepto nuevo de entender la contracción de la zona abdominal y los músculos del suelo pélvico, así como toda su reeducación para recuperar su funcionalidad.

La técnica consiste en tener un buen control respiratorio, que debe de ser abdomino-diafragmático, con respiraciones lentas y profundas, hasta que se realiza una expiración larga, posteriormente una apnea, y finalmente una inspiración (sin coger aire) intentado abrir la parrilla costal. Con ello se consigue que la barriga se meta hacia dentro, generando una hipopresión o sensación de succión hasta tu esternón.

Además, dicha técnica debe de ser realizada en una postura adecuada, en la que se contempla una correcta colocación de la columna, parrilla costal y pelvis, todo ello ligado a un correcto movimiento de la caja torácica durante la respiración.

Por medio de la realización de estos ejercicios, conseguimos una reprogramación de la musculatura de la faja abdominal y suelo pélvico, consiguiendo unos beneficios tanto terapéuticos como estéticos, derivados de un aumento del tono muscular, como los que a continuación se citan:

Con todo ello se consigue formar una buena faja abdominal tónica que sujete las vísceras ante la gravedad, beneficiando la musculatura del suelo pélvico, puesto que se eliminará esa carga que ejercen dichas vísceras, y evitando así su distensión pudiendo llegar a causar incontinencias urinarias.

El trabajo se hace de forma refleja y no voluntaria, para ejercitar la musculatura tónica de nuestra postura, la que mantenemos en contracción de forma involuntaria durante todo el día. En este caso, la que sustenta nuestras vísceras.

En Axial Fisioterapia te enseñamos una correcta ejecución de los ejercicios hipopresivos, que combinamos con otros posturales para aumentar su eficacia.

Para el ÉXITO de cualquier TRATAMIENTO, además de la atención del fisioterapeuta, es imprescindible la COLABORACIÓN del PACIENTE en las indicaciones que le haya dado su especialista.