Pilates Terapéutico

El método Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental que une el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

En fisioterapia, el método Pilates tiene una función principal de reequilibrio corporal, no de tonificación, aunque sus ejercicios desarrollan la fuerza de los músculos del abdomen, de la espalda, de las nalgas, y de posturales profundos, pero con el fin de sostener el sistema esquelético.


Los principios de Pilates son:

  • Control: Una de las reglas fundamentales al practicar Pilates es controlar cada movimiento del cuerpo. Hay que tomar conciencia de los movimientos corporales y coordinar con el ritmo respiratorio.

  • Respiración: es una parte esencial del método Pilates y lo distingue de otras formas de ejercicio. Cada ejercicio Pilates tiene asignado un patrón respiratorio específico.

  • Fluidez del movimiento: en Pilates no se mantienen posiciones, sino que se fluye de movimiento a movimiento. Esta forma de moverse aporta flexibilidad a las articulaciones y músculos, mientras entrena al cuerpo a alargarse y a moverse con un ritmo uniforme.

  • Precisión: la precisión se parece mucho al control, pero posee el elemento añadido de la conciencia espacial.

  • Centrado: la mayoría de los ejercicios Pilates se concentran en desarrollar fuerza abdominal.

  • Estabilidad: la mayor parte de los ejercicios Pilates utiliza el concepto de estabilidad del tronco, que es clave para la salud y la longevidad de la columna vertebral.

  • Amplitud de movimiento: los ejercicios Pilates están pensados para incrementar la amplitud de movimiento (ADM) de la columna vertebral o las articulaciones si se está demasiado tenso.

  • Oposición: Para cada músculo del cuerpo existe un músculo opuesto que realiza el movimiento contrario.

Beneficios del Método Pilates:

  • Fortalece y tonifica el cuerpo.
  • Aumenta la flexibilidad, la agilidad, el sentido de equilibrio y la coordinación de movimientos.
  • Mejora la alineación postural y corrige los hábitos posturales incorrectos.
  • Previene y rehabilita lesiones del sistema músculo-esquelético (lesiones de espalda, rodilla, caderas, hombros, y las producidas por estrés repetitivo).
  • Relaja el cuerpo elimina el estrés y tensiones musculares.
  • Activa el sistema sanguíneo y linfático.
  • Disminuye incontinencias urinarias.
  • Rehabilita lesiones postparto.
  • Alargando la columna.
  • Incrementa la conciencia corporal.

En Axial Fisioterapia se imparten sesiones individuales o en grupo (máximo 4-5 personas) con un objetivo terapéutico. A tal efecto, las clases de pilates se orientan a elastificar la musculatura más acortada y tonificar la más débil, para así conseguir un reequilibrio de las cadenas musculares. Lo impartimos como un método terapéutico y no como una actividad física, con grupos establecidos según niveles y dolencias, es por lo que combinamos dentro de las clases de pilátes distintas técnicas terapéuticas, como la gimnasia abdominal hipopresiva y reeducación postural global para conseguir que los ejercicios sean más eficaces a la disfunción presentada.

Para el ÉXITO de cualquier TRATAMIENTO, además de la atención del fisioterapeuta, es imprescindible la COLABORACIÓN del PACIENTE en las indicaciones que le haya dado su especialista.