Blog

¿Quieres tener un conocimiento más específico sobre tipos de patologías, cómo tratarlas y qué técnicas se deben utilizar? En nuestro blog podrás encontrar artículos con información detallada sobre todo ello.

Fisioterapia en las disfunciones de la ATM

La articulación temporomandibular (ATM) es la articulación formada por la unión de la mandíbula con el cráneo y que permite los movimientos de masticación.

Pese a no ser muy conocida, la disfunción de la ATM, es un trastorno bastante común en el que el tratamiento conservador es eficaz en un gran número de casos.

Se puede dar a cualquier edad, aunque suele estar más presente entre los 20 y 40 años, así como también tiene una mayor prevalencia en mujeres.

La disfunción temporo-mandibular puede desencadenar una sintomatología extensa y variada:

· SÍNTOMAS EN LA CABEZA:

o Bruxismo, desgaste de dientes

o Cefaleas constantes más intensos por la mañana

o Dolor de mandíbula (con aumento al utilizar la mandíbula): dolor puntual en el ángulo de la mandíbula y músculos de la masticación

o Bloqueo de la mandíbula (dificultad para abrir la boca): apertura-cierre, lateralidades, protusión-retracción

o Problemas de mala oclusión

o Crepitaciones, crujidos al abrir la boca o masticar

o Sensación de fatiga de la mandibula

o Dolor en cráneo, cuello y hombros

o Dolor retro-ocular

· SÍNTOMAS EN OÍDO:

o Taponamiento y/o dolor de oído

o Acúfenos, zumbidos

o Mareos y/o vértigo

o Pérdida de equilibrio y alteraciones de la posición

· SÍNTOMAS EN CUELLO:

o Dolor o dificultad en la deglución

o Dolor de garganta

o Sensación de tensión en cuello

o Dolor en cuello, nuca, zona interescapular

La disfunción de la ATM es multifactorial: sobrecarga física y emocional, hiperactividad muscular permanente, interferencias oclusales, perdidas dentarias, traumatismos, enfermedades infecciosas….

El estrés aumenta la tensión muscular, que si se acompañan de factores psicológicos y maloclusión se producirán trastornos temporomandibulares.

Dada su etiología multifactorial se hace necesario un tratamiento multidisciplinar para una buena resolución del problema: FISIOTERAPIA, odontología, farmacología, psicología, logopedia….