Blog

¿Quieres tener un conocimiento más específico sobre tipos de patologías, cómo tratarlas y qué técnicas se deben utilizar? En nuestro blog podrás encontrar artículos con información detallada sobre todo ello.

Ponle fin a tu dolor menstrual con la osteopatía

La dismenorrea es la aparición de dolor de tipo cólico o calambres durante la menstruación.

OSTEOPATÍA PARA LA DISMENORREA

¿Qué es el ciclo menstrual?

Biológicamente, el ciclo menstrual es el proceso de destrucción y expulsión de un óvulo no fecundado, que concluye con una hemorragia, también llamada menstruación o regla.

La duración del ciclo menstrual suele ser de 28 días y se divide en dos fases de duración similar, separadas entre sí por la ovulación.

El engrosamiento del endometrio puede ser una de las causas del dolor espasmódico durante la menstruación, donde el abordaje terapéutico de la osteopatía puede ayudar a aliviar estos síntomas.

Beneficios del abordaje osteopático en la dismenorrea (1, 2, 3):

  • Disminuye la intensidad del dolor.
  • Disminuyen síntomas asociados.
  • El abordaje terapéutico integral aumenta la eficacia del tratamiento.
  • Mejora la calidad de vida.
  • Te permitirá realizar actividades que antes no podías o evitabas, actv fisica, relacionarte socialmente...
  • Disminuye la irritabilidad y la fatiga.
  • Reducir ingesta de medicamentos.
  • En definitiva te facilita la vida para poder ser feliz.

En primer lugar quiero que quede muy claro: Lo normal es que la regla NO duela.

Que sea algo frecuente no quiere decir que sea normal. Desde una perspectiva evolutiva no tiene ninguna ventaja el que te duela la regla todos los meses. Si fuese así tendría que dolerle a todas las mujeres y eso no ocurre.

Pero empecemos por el principio…

¿Qué es la dismenorrea?

La dismenorrea (del griego: “mal flujo menstrual”) es la aparición de dolor de tipo cólico o calambres durante la menstruación. En ocasiones coincide con tensión bajo vientre, tensión mamaria y síntomas nerviosos o neurovegetativos lo cual pasaría a formar parte del síndrome premenstrual.

Existen dos tipos de dismenorrea: dismenorrea primaria y secundaria.

La dismenorrea primaria es cuando aparece el dolor sin evidencia de patología orgánica, es decir es una alteración funcional. En cambio la dismenorrea secundaria se produce como consecuencia de una alteración orgánica, por ejemplo la enfermedad inflamatoria pélvica o la endometriosis.

En este caso vamos a hablar de la dismenorrea primaria ya que es la que vemos más frecuentemente en la consulta.

Primero veamos algunos datos interesantes.

Algunos estudios de prevalencia (4, 5, 6, 7, 8) nos dicen que entre el 60% y el 90% de las mujeres sufren dismenorrea. El dolor es más frecuente en mujeres jóvenes y va disminuyendo con la edad. También disminuye el dolor en aquellas mujeres que tiene hijos.

Respecto a la frecuencia del dolor en este estudio (1) el 15,8% de las mujeres tenía dolor en todas las menstruaciones, el 55,1% tenían dolor al menos 6 veces al año, como puedes ver son unas cifras elevadas y para tener en cuenta. La actividad del día a día se ve afectada hasta en el 75,6% de las mujeres con dismenorrea.

La localización del dolor es muy variada desde la zona abdominal (80%), zona lumbar (45%), mamas (38,9%) y muslos (7,5%) (1). Un porcentaje considerable presenta dolor en la zona lumbar, motivo por el cual mucha pacientes nos vienen a consultar sin ser muy conscientes de la relación que existe entre la dismenorrea y su dolor de espalda. Otros síntomas frecuentes que derivan de la dismenorrea son edema 92,7%, irritabilidad 81,9% y fatiga 79,3%(2)

Si no es normal tener dolor, ¿por qué me duele?

Hay dos explicaciones que justifican el dolor:

  1. Una es el exceso de prostaglandinas durante la descamación del endometrio que causa contracciones reflejas y dolor en los tejidos uterinos sobretodo el cuello uterino (2, 9, 10). Lo cual nos está diciendo que hay una mala resolución de la inflamación.
  2. Exceso de estrógenos que van a favorecer un sobrecrecimiento del endometrio con demasiado tejido el cual a la hora de desprenderse favorece el dolor por espasmo del cuello uterino.

Lo más frecuente es que coexistan las dos circunstancias.

¿Y la osteopatía qué puede hacer?

Lo primero que haremos será conversar un poco para realizar la anamnesis con el objetivo de conocer todos los detalles ya sean médicos, nutricionales y emocionales que nos ayuden a entender tu situación actual intentando encuadrar tu problema en un contexto concreto.

La osteopatía es una aproximación global al paciente. Esto quiere decir que vamos a ver cómo funciona tu cuerpo en conjunto, ver qué partes del mismo pueden influir en el motivo de consulta. Sólo de esta manera podremos realizar un tratamiento desde la causa y no la consecuencia.

En el caso de la dismenorrea después del abordaje global, miraremos con detalle todos los elementos que influyen en el buen funcionamiento de la esfera visceral y urogenital. Miraremos la pelvis ósea buscando posibles restricciones de movilidad, la tonicidad de los músculos del suelo pélvico y posibles disfunciones en las zonas vertebrales que corresponde a la inervación simpática (2) entre otras.. Aplicaremos técnicas específicas (3) para ajustar la zona disfuncional y poder relajar el cuello uterino y finalmente integraremos todo lo realizado nuevamente a nivel global.

El tratamiento es único en cada persona aunque hablemos de la misma situación disfuncional. Si somos únicos el tratamiento también debería serlo o al menos esa es nuestra filosofía.

Finalmente apoyaremos, si es necesario, la intervención osteopática con recomendaciones en cuanto a hábitos de salud, ya sea alimentación o ejercicio. En algunos casos puntualmente es interesante alguna suplementación natural para reforzar todo el tratamiento.

El pronóstico suele ser bastante bueno y con 2-3 sesiones y dando margen para 2-3 ciclos menstruales suele haber unos resultados muy satisfactorios, disminuyendo el dolor, la incapacidad y menor ingesta de medicamentos (2).

Pide cita ahora y déjanos ayudarte.

Marcos Casal

Osteópata C.O.

Fisioterapeuta NºCOL 2152

BIBLIOGRAFÍA

1.-Alvarez Bustins, Gerard, Pedro-Victor López Plaza, y Sonia Roura Carvajal. «Profile of Osteopathic Practice in Spain: Results from a Standardized Data Collection Study». BMC Complementary and Alternative Medicine 18, n.o 1 (diciembre de 2018). https://doi.org/10.1186/s12906-018-2190-0.

2.-Raventós, Patricia Blasco. «Eficacia de la Osteopatía en el tratamiento de la Dismenorrea primaria», s. f., 46.

3.- Zecchillo, Dario. «Osteopathic Manipulative Treatment of Primary Dysmenorrhea and Related Factors: A Randomized Controlled Trial», 2017, 10.

4.-Larroy, C, y M Crespo. «Dismenorrea funcional en la Comunidad Autónoma de Madrid: estudio de la prevalencia en función de la edad» 8 (2001): 12.

5.-Fernández-Martínez, Elia, María Dolores Onieva-Zafra, y María Laura Parra-Fernández. «Lifestyle and prevalence of dysmenorrhea among Spanish female university students». PLoS ONE 13, n.o 8 (10 de agosto de 2018). https://doi.org/10.1371/journal.pone.0201894.

6.-Habibi, Nahal, Mary Soo Lee Huang, Wan Ying Gan, Rejali Zulida, y Sayyed Morteza Safavi. «Prevalence of Primary Dysmenorrhea and Factors Associated with Its Intensity Among Undergraduate Students: A Cross-Sectional Study». Pain Management Nursing 16, n.o 6 (1 de diciembre de 2015): 855-61. https://doi.org/10.1016/j.pmn.2015.07.001.

7.-Subasinghe, Asvini K, Lina Happo, Yasmin L Jayasinghe, Suzanne M Garland, Alexandra Gorelik, y John D Wark. «Prevalence and Severity of Dysmenorrhoea, and Management Options Reported by Young Australian Women», 2016, 6.

8.-Ortiz, Mario I. «Primary Dysmenorrhea among Mexican University Students: Prevalence, Impact and Treatment». European Journal of Obstetrics and Gynecology and Reproductive Biology 152, n.o 1 (1 de septiembre de 2010): 73-77. https://doi.org/10.1016/j.ejogrb.2010.04.015.

9.-Prego-Dominguez, Jesus, Fatine Hadrya, y Bahi Takkouche. «Polyunsaturated Fatty Acids and Chronic Pain: A Systematic Review and Meta-Analysis». Pain Physician 19, n.o 8 (diciembre de 2016): 521-35.

10.-Dawood, M Yusoff. «Primary Dysmenorrhea: Advances in Pathogenesis and Management». Obstetrics & Gynecology 108, n.o 2 (agosto de 2006): 428-41. https://doi.org/10.1097/01.AOG.0000230214.26638.0c.

En Axial Centro de Fisioterapia podrás consultar este problema con nuestro osteópata Marcos Casal. Pide cita sin compromiso.

Imagen:www.elbotiquin.mx