Blog

¿Quieres tener un conocimiento más específico sobre tipos de patologías, cómo tratarlas y qué técnicas se deben utilizar? En nuestro blog podrás encontrar artículos con información detallada sobre todo ello.

Terapia Craneosacral

La terapia craneosacral es una técnica de fisioterapia que se utiliza habitualmente en problemas articulares, de migrañas, de las vías respiratorias, estrés, ansiedad, además de tener otras muchas aplicaciones.

El cráneo y el hueso sacro están conectados entre sí a través de la duramadre, que es una de las tres meninges que recubren el cerebro. La duramadre envuelve el encéfalo asegurando su posición dentro del cráneo y dándole protección y se continúa hacia abajo recubriendo la médula espinal hasta insertarse en el sacro y en el coxis. Todas estas estructuras junto con el líquido cefalorraquídeo y los huesos del cráneo, dan lugar al sistema craneosacro. Su función es la de recibir el impacto que se produce ante los traumatismos craneoencefálicos y al mismo tiempo junto a las demás capas, se encarga de brindar los nutrientes necesarios para que las neuronas del cerebro, cerebelo y la parte inferior del tronco encéfalo puedan transmitir los impulsos eléctricos. Es una membrana que impide el acceso de agentes externos que puedan afectar la funcionalidad de los nervios que provienen del tubo medular.

Es de entender, que cuando se producen traumatismos o incluso intervenciones médicas invasivas en esta área (EPIDURAL), se pueden generar aperturas de los tejidos fibrosos que componen a la duramadre provocando una irritación de la misma o incluso en algunos casos, salida del líquido cefalorraquídeo de su lugar originario desencadenándose diversos síntomas como cefaleas, mareos o rigidez cervical.

Durante la terapia craneosacral, lo que hacemos es colocar las manos en diferentes partes de la cabeza del paciente, con una presión extremadamente ligera como para no alterar ni condicionar el propio ritmo del cráneo. Con ello intentamos sentir la movilidad de las diferentes estructuras craneales apreciando zonas de tensión e induciendo su movilidad para liberarlas. Es una terapia tremendamente agradable.

El objetivo del tratamiento es equilibrar las tensiones membranosas de los huesos que forman el cráneo y normalizar el ritmo, lo que nos llevará a liberar vías circulatorias, endocrinas, nerviosas. Otras de las indicaciones de esta terapia son:

· Neuralgias.

· Alteraciones sentidos.

· Alteraciones del equilibrio

· Recién nacidos (lesiones tras el parto por fórceps, ventosas)

· Problemas digestivos.